Read it in your language

Read it in your language Casas Rurales


PENSAMIENTOS QUE SALEN DE MÍ, A TRAVÉS DE MIS DEDOS...

Intentando dar un respiro a mi mente... Desde aquí quiero compartir mis relatos con vosotros. Las ilustraciones, casi todas son descargas de Internet. Si alguien las siente suyas que me lo haga saber y las retiraré. Los textos están bajo licencia SafeCreative, si alguien quiere copiarlos que me lo haga saber y gustosamente se los cederé.


27 de octubre de 2014

¿Lo oyes?



¿Lo oyes? Si, es abrumador… A veces pienso que es un instante. Te das cuenta de lo deprisa que pasa… Un chasquido y… ¡Se fue! Si, es algo incontrolable.
Me doy cuenta de lo frágil que es y la poca importancia que le damos. Miras atrás y solo ves recuerdos. Unos más fuertes que otros, y algunos que se disipan en esa neblina mezquina que hace que nos esforcemos y no podamos recordar.
Me pregunto si estaremos en un constante sueño, que nada sea realidad, que vivamos en un engaño...
Un engaño precioso por cierto.
Bueno eso si lo sabes aprovechar, la verdad es que para el pequeño espacio que tenemos, habría que hacerlo.

¿Que piensas? Que quiero seguir recordando…

31 de marzo de 2014

Loco o Casteller



No acostumbro a escribir sobre épocas de mí. Hace tiempo que me ronda por la mente…
Fue el verano pasado. Calígula…bueno un verano normal, cuando a mi pequeña compañera de viaje, se le ocurrió que quería formar parte de una colla castellera.

 Para los que no lo sepan, en Catalunya es una tradición el echo de hacer castillos (fer Castells). Es, personas de todas las edades y sin importar color, status… levantar estructuras humanas lo más altas posibles.

Busca y si encuentras en la comarca, adelante. Pensaba que así desistiría ya que no tenía conocimiento que existiera ninguna. Dichosa red de redes, que encontró una, ¡y en el pueblo vecino!
La verdad, es que no fuimos muy convencidos mi gran compañera de viaje ni yo, pero la pequeña compañera de viaje, llevaba ese brillo en los ojos…Nerviosismo, expectación y curiosidad.
Allí estaban, subiendo unos sobre otros a cual más ágil, nada más llegar la recibieron con optimismo y le empezaron a enseñar los primeros pasos.
¿Y vosotros?  ¿Nosotros?  De momento observaremos.
Al cabo de dos meses…Un día…Me preguntaba: ¿Dónde me he metido? ¿Qué hago aquí en medio?
En el centro del castillo, allí estaba yo, rodeado de personas, sintiendo los corazones, sus respiraciones y su emoción. Algo que se me contagió, sensaciones indescriptibles para alguien que no haya estado nunca en un “castell”.

Ahora llevo algo más de medio año y sigo sintiendo esas sensaciones, cada vez que se cierra la piña (pinya), para formar un “castell”.
Últimamente estoy un poco triste… Nuestra comarca no tiene esa tradición que suelen tener las de las grandes collas como Valls, Tarragona… Y creo que nos consideran un poco locos. Me río solo pensando lo que dicen…Míralos ahí van “els castellers “. Pero no pierdo la esperanza de que poco a poco se den cuenta de que no somos unos pobres locos si no unos grandes afortunados por pertenecer a una “colla castellera”.

P.D. Nuestro lema es: Força, Equilibri, Valor i Seny (Fuerza, Equilibrio, Valor y Cordura). No somos locos, somos CASTELLERS!!!


30 de julio de 2013

Objetivo:Luchar.


!Si tuviera fuerzas lo haría! le responde con toda su rabia. ¿Pues ya es hora de que te muevas no?
Eso querría él, moverse, lo que no sabe ella, es que desde que se sentó esta mañana en el sofá, cada vez que lo intenta los mareos son más frecuentes.
Piensa, ¿Por qué me pasa esto?
Ya no se acuerda de que hace una semana dejó de comer. Su cuerpo tiene la prioridad de mantenerlo con vida, ya no es importante de que sus músculos actúen.
!Nueva orden! Prioridad máxima, mantener las constantes vitales. Poco a poco se le nubla la vista...Hasta que alguien sin que nadie se dé cuenta activa los músculos en busca de combustible.
¿Quien ha sido? Grita el comandante. !Se está activando, no responde a nuestras ordenes!
Gracias María por ir a buscarme el antibiótico, ya me encuentro con fuerzas para comer.

4 de julio de 2013

¿Quieres saber?










Sentado en aquel banco con los ojos cerrados y calentándome al sol, sonrisa incluida claro está. Me imaginaba la situación y aún se me ensanchaba más la boca. Quien me iba a decir que aquella mañana iba a ser diferente.
Cómo todos los días me levanté temprano (aún no habían puesto las calles), si, es una manía mía.Tengo la certeza que si me levanto temprano nada malo puede ocurrir, no más lejos de la realidad claro está. El día salió tonto, un día extraño, inusual, es aquello que no sabes a ciencia cierta que pasa pero que se huele en el ambiente. Si, aparte de las cochambrosas calles con aquel "olor"peculiar. La verdad es que desde que decidieron que no trabajara más por orden de...!No sé para que rayos me levanto temprano!
¿Que hago? Pues hala al parque a pasar el rato. Últimamente había tenido los días grisáceos, si. A veces hasta me había acabado preguntando que fin tenía toda aquella comedia que realizaba cada día.
!Oye chico! Me interrumpió una voz de mis cavilaciones.¿Eres de por aquí? Pues si, le contesté sin ni tan siquiera girarme. !Oye chico! ¿Eres de por aquí?_ !Que si! Le volví a contestar, creyéndome que no me había oído. !Oye chi... !QUE SI! !QUE SOY DE POR AQUÍ!
Al girarme, bastante cabreado...me encuentro un...un...¿loro? Allí estaba mirando fijamente sobre el respaldo de un banco. Quise decirle si se había perdido pero...No me imaginaba terminar mis días hablando con un pajarraco. Me lo quedé mirando, pensando en si darme media vuelta o intentar entablar una conversación, total no tenía nada mejor que hacer. En aquel instante apareció aquel chaval, corriendo loco de alegría por que por fin había encontrado a su loro. Así que me senté en el banco y...JAJAJA, Estallé en risas. Yo hablando con un loro.Cerré los ojos y...bueno ya sabéis el resto de la historia.

21 de mayo de 2013

Instantes...

Sin que sirva de precedente os dejo el enlace de un nuevo blog de instantáneas realizadas por mi...Poco a poco iré publicando las imágenes que pasan por delante de mis ojos.

|Espero os guste!http://instantesfoto.blogspot.com.es/




3 de mayo de 2013

Esperando En La Noche.





Noche…oscura noche, se repetía mientras miraba aquel oscuro cielo. Las imágenes se le repetían en su mente, mientras intentaba quitárselas de la cabeza. Todo había sido tan rápido, que no lograba a comprender en que se equivocó. Iba todo perfecto hasta que, quien sabe porqué, no salió como lo había planeado. Velas, música tenue, y un poco de Sauvignon. Todo según lo previsto, solo faltaba un detalle. Ella. No se presentó. Cómo tantas veces. Habían quedado, pero ella seguía sin hacerle caso. Está vez todo parecía distinto, las miradas, las insinuaciones. Aquella mirada que le hacía palidecer, todo parecía indicar que está vez si acudiría, pero no. Como tantas otras veces, allí estaba solo, esperando que la insinuación fuera real. Miró el reloj y supo que tampoco sería esta vez. De un soplo apagó las velas, ya casi muertas. La música hacía rato que había dejado de sonar. De un sorbo acabó con el vino, que en otras circunstancias habría degustado. La cama estaba fría e inerte, cerró los ojos e imaginó que aquella noche no sería tan oscura. Buenas noches. La noche seguía oscura.

28 de abril de 2013

Sueño El Destino.


Cambiaban los sueños de mi destino, intentaba recordar la última vez que el destino no me había soñado. En vano…destino, soñar…no sabía donde empezaba la realidad y donde acababa el surrealismo,
Yo, que me burlaba de ese maldito hipócrita destino. Yo que esquivaba, e huía de la más mínima gota de futuro, y que siempre habitaba en el presente. Yo que tenía las cosas planificadas hasta el último soplo de pensamiento.
Dejo pasar el tiempo y sin querer ni saberlo, se enciende esa chispa que poco a poco creí consumida. ¿Dónde te escondías ardiente fuego? Creí apagada tu ardiente y fogosa llama, y sin avisar ni llamar vuelves a resurgir de mi alma.
Ojos ardientes acechan, mientras me siento acechado. Nerviosismo, rubor, excitación recorre mi cuerpo. Sueño el destino…¿O es el destino que me sueña?

12 de abril de 2013

Respira


Era tarde, una noche cualquiera. Lucas notó que el ambiente era diferente, respiró profundamente hasta que sus pulmones se hincharon. Si, algo había extraño aquella noche. Miró al cielo, hacía tiempo que lo admiraba, pero aquella noche sus ojos lo miraban de otra manera. Estrellas, muchas estrellas, y a cual más sonriente. Se le escapó una sonrisa, ¿puede ser que las estrellas me sonrían?
 Una, dos...las vio pasar con su ardiente cola!Bufa! exclamó.
Les siguió el rastro hasta que se perdieron en el horizonte.Un halo de tranquilidad se apoderó de él. Entonces pensó, lo insignificante que era.
No tuvo más tiempo de pensar, las estrellas le sonreían, él les devolvió la sonrisa. Estuvo mirándolas hasta que el primer rayo del nuevo día le envolvió. Había pasado una noche especial, y comprendió que no quería seguir siendo el malhumorado que era. Desde aquel día, cada vez que llega la noche, le recuerda que estamos aquí un breve espacio de tiempo, y que hay que vivir todo lo plenamente que podamos.


P.D. Esta entrada de la dedico a todo aquel que en algún momento ha vivido demasiado preocupado.

20 de enero de 2013

Tontas Responsabilidades.

¿Quien sabe si mañana será lunes?
   Se repetía, y se volvía a repetir. Cerraba los ojos y solo conseguía perder el equilibrio. Maldita resaca.              
   Aún tenía que acabar los malditos informes para el lunes. Echó una mirada por la ventana y vio la calle desierta y gélida. Un escalofrío le recorrió la espalda acomodándose en sus orejas.
_Está bien acabaré los malditos informes. Se repitió, autoconvenciendose. Recorrió la casa buscando un bolígrafo con el cual hacer sus correcciones. Quizás Ana tenga uno, refiriéndose a su hija. Entró en su habitación y del escritorio lo cogió. Cuando ya se iba, detuvo su mirada en el vinilo con forma de ventana que colgaba de la pared. Aquella playa...cerró los ojos...
Joan descansaba en su hamaca, bebiendo pequeños sorbos de aquel ron añejo, ella lo observaba mientras con su indice reseguía los pequeños surcos de sus músculos.
Joan la mira, le pregunta: Olga, ¿que día es hoy?
Ella le mira fijamente y le dice...quien sabe si mañana será lunes... Y suspira mientras le vuelve a recorrer sus músculos.

22 de noviembre de 2012

La cosa de la vida


_Sigo mirando fijamente hacia aquel lugar, una voz suena dentro de mis entrañas...¿Qué miras? 

_No miro, solo observo. Así...¿Que observas?

_No sabría decirte con claridad que es...miro y poco a poco, se hace más borroso. Es algo extraño, la mirada se vuelve hacia mi y me quema el interior. Al principio duele. No mucho. Aunque poco a poco se aferra al alma y me atraviesa, hasta convertirse en algo inexplicable. Ya fuera, ese dolor derrama una lagrima sobre mi mejilla.

_!Ah, entonces ya sé que es!

_¿Si?   _ Tranquilízate, eso con el tiempo se soporta. _ Entonces...¿Es para siempre? _ Nada, será parte de ti,¿podrás soportarlo?

_No sé... creo que si.

17 de noviembre de 2012

¿Que titulo le pongo?


La verdad, estaba leyendo-repasando viejas entradas, y me vino esa extraña sensación que hace tiempo dejé atrás, uhmmm...Tal vez la pequeña chispa quiera volver a prender la lumbre. Quien sabe, aunque la verdad me parece que aún tengo cosas que decir, aunque no sepa cómo expresarlo. Tal vez sea estos tiempos que nos toca vivir, que no dejan paso a la magia-imaginación, tal vez sea eso, aunque la verdad si nos quitamos eso creo que no nos quedará nada.
Aunque creo que se nos quitan hasta las ganas de visitar blogs. !joder, que la cosa está mal!
Pienso y pienso y vuelvo a pensar, sé que hay unos que son más culpables que otros,( mientras escribo esto, tengo de fondo la tv, que hablan de lo que piden los niños por reyes). Una gota se resbala por mi cansado ojo, un  niño que le dice a los reyes magos que este año les traiga un poquito de alegría y un trabajo para su padre.!Donde vamos a llegar! Los niños pidiendo para sus padres...
Aunque la verdad, este año más que ninguno tendríamos que esperar a los reyes, aunque solo nos trajeran una "chuche". Espero que los niños que estaban acostumbrados a que los reyes fueran esplendidos lo comprendan.

1 de octubre de 2012

Perfumes.

¿Paciencia? Después de haber creado, medido y suplicado. Tengo que tener paciencia, mi mente dice que lo extraiga...La toco, sigue tibia, algo me dice que aún no es el momento, tengo que esperar. Admiro su color y su aroma, ligeramente perfumado; me hace recordar los paseos y los pequeños roces que que disuelven sus aromas con el aire.Bello bosque con olor a romero y lavanda. Esperar...Paciencia.



 

16 de septiembre de 2012

Intentando encontrar...




Muy, muy cansado. Tal vez harto hasta la infinidad. Camino. Me pregunto a donde me dirijo, mis piernas caminan solas, van dejando pasos que poco a poco se disuelven en la tierra. Me giro y pienso que esos pasos ya nunca más volverán. Tal vez tendría que pensar antes de andar. Últimamente no me dirijo a ningún lugar.
Dirijo la mirada hacia el horizonte, y pienso que tal vez si dirijo mis pasos hacia él, encuentre alguna respuesta. Que tópico el ser humano buscando respuestas, pero creo que a partir de ahora será así. Mirar hacia delante y buscarlas…

2 de agosto de 2012

¿Niños?





_Juega de pie, juega sentado… _cantaba el niño de ojos alegres, y triste mirada.
Distrayéndolo de su canción. Un estruendo. Le dio tiempo a taparse las orejas y ha cerrar sus alegres ojos. Cuando volvió ha abrirlos, todo su alrededor era un caos polvoriento y en llamas. Se quedó un instante contemplando la escena, sorprendido pero no asustado. Un instante después, salió corriendo por las calles polvorientas y derruidas de la ciudad siriana de Duma. Corrió y corrió, sin pararse un instante, su casa quedaba lejos, así que intentó correr aún más deprisa, debía apresurarse si quería llegar cuanto antes.
¡Mamá, mamá! Gritó al atravesar el umbral de su casa. Nadie contestó, la casa estaba desierta. Sabía que no se acostumbraría ha estar solo. Resignado se apremió a recoger las herramientas, tenía que ser rápido si quería desmontar uno de los  misiles que habían lanzado las fuerzas de al-Assad. No todos estallan. Y el era todo un experto con sus diez años en desmontarlos y venderlo como chatarra. Sus familiares habían fallecido en uno de los ataques a la ciudad. Así que ahora era el hombre de la casa y tenía que sobrevivir.


P.D. En memoria de todos los niños de Siria y todos los países en guerra.

29 de julio de 2012

Paciente.

Sigo buscando...entre suspiros y exhalaciones. Nadie diría que de un tiempo aquí me estoy convirtiendo en una persona comprensible y sosegada.
Las tardes pasan más deprisa de lo que mi ser puede asimilar. Otro día, otra mañana y la tan esperada tarde. Más tarde que temprano, se respira quietud en el ambiente.Miro a la lejanía, y los colores opacos se disuelven en la retina.Respiro, y los olores acres me aturden. Esa paz...Sigo buscando...

12 de julio de 2012

Perdido...


Sueños inimaginables recorren su mente. Poco a poco se van diluyendo.
_ ¿Gloria? Llama a su fiel compañera. La lucidez le devuelve a su realidad. Gloria se marchó ya hace… ¿Cuánto tiempo ha pasado? Días, meses, años…una eternidad.
Se sienta en la cama, y se pregunta quien debe ser, la que está acostada a su lado.
La noche fue terrible, apenas puede recordar que pasó. Débiles pinceladas, le recuerdan que estuvo en un festejo. Jolgorio, desenfreno y unos toques de alcohol, la miscelánea perfecta.
Se lava la cara, y mientras se mira en el espejo, no se reconoce ¿Quién soy? Se pregunta desesperado.
La mira de reojo… Tal vez ella pueda decírmelo. Piensa.
Aunque…por otro lado, no quiere despertarla se la ve tan apacible…
Se sienta, y la ve dormir. _Es preciosa…Se admira.
En ese momento se percata que sin saber quien es, estaría toda una eternidad contemplándola.
En aquel instante cae en la cuenta que  es precisamente lo que tiene.
Toda la eternidad.


23 de marzo de 2012

Sensaciones...

_Poco a poco voy recuperando la magia que un día creí perdida. El pequeño mago se repetía sin cesar.  
 Nada ni nadie sabía el por qué de aquella extraña desilusión, que hizo que ya no creyera en su magia.

Tal vez la desilusión, tal vez el desánimo, tal vez algo tan sencillo como la raza humana. 
  Pero poco a poco empezó a sentir aquel extraño hormigueo. Y tan solo pasó al mirar aquella pequeña y frágil florecilla...

!Aún creo en ella!


18 de octubre de 2011

Líon.


-18 de Agosto de 1845-

_A Líon, afortunadamente le había ido bien, encontró un trabajo en el que se supo desenvolver, no cómo a muchos otros, que marcharon con él. Una vida llena de ilusiones que se veían frustradas, al llegar a aquel lugar, engañados con falsas promesas.
Pero Líon era diferente, astuto cómo un zorro y con los pies en el suelo. No era un tipo conformista. En el momento que bajó del tren con sus compañeros, se dio cuenta de qué allí había algo extraño. Pero bueno, eso es otra historia.
_Líon, después de todos aquellos años de trabajo en el sur, decidió que ya era hora de volver a su tierra natal en el norte.

_Después de varios días viajando, se encontró delante del tren que años atrás lo vio bajar. Por un instante, recordó a todos sus compañeros junto a él, bajando del tren llenos de esperanza.
_Líon volvió a la realidad, al sentir la estridente sirena, que anunciaba la salida del tren. Al subir se percató que los viajeros lo miraban de manera extraña (algo normal, ya que tantos años en el sur, habían echo que su piel adquiriera una tonalidad de color canela), no le dio importancia, acostumbrado a las idas y venidas de gente que no conocía. Buscó su asiento y acomodándose en él, extrajo un libro de su macuto. Una cosa que había aprendido en el sur era que, tenías que tener cultura si no querías quedar arrinconado, y él lo tenía muy claro. Y que mejor manera que leyendo libros.
No tenía importancia el libro que leyeras, lo importante era que lo comprendieras. Así que, Líon, los adquiría a pares en el mercadillo dominical de cada semana.

_Ya no se acordaba, habían pasado muchos años, pero el vaivén del tren no había cambiado, se le antojó que hacía demasiado calor en el vagón, al notarse cómo una gota de sudor circulaba espalda abajo.
Era el momento de hacerle una visita al vagón-cafetería, empezó a caminar, haciéndose a un lado cada vez que se cruzaba con alguien. Mientras se cruzaba con la gente pensó que estaba muy sólo, ya que de aquel tren, que lo devolvía a sus orígenes no conocía a nadie.
_ ¡Será diferente cuando llegue al pueblo, allí tengo amigos! Pensó, y una media sonrisa se le dibujó en la cara.
_De pronto un olor a café recién hecho, le anunciaba que la cafetería estaba cerca. Al abrir la puerta, de la que, colgaba un cartel, anunciando lo que ya sabía. Se vio inmerso en un bullicio de gente apretujada, delante de tazas de café humeante y bandejas con bollería diversa.
Miró a un lado y a otro, intentando encontrar un hueco en el cual acomodarse.
_ ¡Ah sí, allí hay uno! Se dijo.
Haciéndose paso entre la multitud que allí se englobaba, por fin se pudo sentar en la barra.
_ ¡Camarero por favor, sírvame un café! Gritó enérgicamente.
Mientras esperaba el café, un hombre que le daba la espalda conversaba.
_ Esa voz... Pensó Líon.
_ ¡Miquel! Le gritó reconociéndolo.
El hombre al sentir su nombre, se giró sonriente, esperando que quien le llamaba fuese alguien conocido.
Al ver a Líon, su cara se transformó, cómo su hubiera visto al mismísimo diablo.
_ ¿Miquel, no te acuerdas de mí? ¡Soy Líon! Le dijo con exaltación.
_Claro que me acuerdo de ti… No se olvida a alguien así, tan… fácilmente. Diciendo esto, el hombre sudoroso por la sorpresa, le dio la espalda, no queriendo saber nada más de él.
_Estaba que no salía de su asombro ¿Qué era aquello, que le había echo a aquel hombre, y que no quería saber nada de él?
_No quiso darle más importancia de la que tenía, y se tomó el café humeante a pequeños sorbos. Muchas veces se preguntaba, que le repararía el futuro, las cosas le habían ido bien, si, pero…había alguna cosa que se le escapaba. Era aquella extraña sensación…como si cada vez que pensara, le crujieran los huesos, y aquel mal regusto se escapara de su garganta. A veces, muy pocas veces, la ira se había adueñado de su cuerpo, y sus únicos recuerdos eran despertarse en lugares diferentes de la ciudad. Le pasaba con frecuencia los primeros años de su estancia en la misma, ahora había casi olvidado aquella sensación, hasta que…traspasó el umbral del tren.
_Un grupo reducido de personas chismorreaban, mientras miraban en su dirección. Aquella sensación parecía que después de tanto tiempo empezaba a despertar, Lion intentó refrenarla en vano, sabía que una vez se adueñaba de él era imposible doblegarse. Optó por abandonar el vagón y refugiarse en el aseo.

_Mientras, en el otro vagón, el grupo de personas seguía murmurando, ¿porqué después de tanto tiempo? y la manera en la que tuvo que salir del pueblo, volvía.
_Hubo una serie de desapariciones y de intrigantes acontecimientos, que apuntaban a que Líon había tenido alguna cosa que ver. Nunca se pudo demostrar que verdaderamente estuviera implicado, pero el asedio y las extrañas lagunas que tenía en su memoria, le hicieron partir hacia el sur  mezclado entre los jóvenes que buscaban una vida mejor.

-3 de Mayo de 1830-

Nunca supo el por qué, de aquel placer. Ellas le ofrecían su cuello, dulce, perfumado y tan exquisito… ¡Oh, dichoso placer! Quedaba exhausto y embriagado por tan exuberantes efluvios. Aquel néctar escarlata y fogoso, que hacía que todo su cuerpo se estremeciera. Empezó a sentir cada vez más sed, de aquel exquisito fluido encarnado que le proporcionaban las mozas del lugar. Y su fama de mujeriego empezó a recorrer la comarca.
Algo le dijo que se tenía que alejar de aquel lugar, demasiadas doncellas desaparecidas en tan poco tiempo. Además el murmullo de las gentes vociferando su nombre no parecía demasiado cordial.

-19 de Agosto de 1845-

_El tren procedente de la capital encara la estación, la expectación es abrumante. Los lugareños esperan con ansiedad y miedo, armados con horcas y palos. Se ha corrido la voz de que llega su mas cordial vecino…Líon.
_Juraron que si lo volvían a encontrar, acabaría degollado y su cuerpo arrojado a lo más profundo del pantano.





30 de agosto de 2011

Memorias De África.




Me podía haber imaginado muchas cosas, pero la verdad…ni tan siquiera en el más perfecto de mis sueños, o ¿tendría que decir realidad? Es bastante complicado intentar distinguir lo que es realidad o no. Sé que no lo soñé, pero tampoco me atrevo a decir que realmente pasó.
 Cómo siempre bajé a la taberna a tomarme un Tom Collins. Yo solía recorrer el local como de costumbre. Si, lo sé, una costumbre tonta, quien me viera por primera vez, pensaría que era el vigilante del local. Me senté en aquel taburete tan particular, que hacía que me colgaran los pies, y me dispuse a pasar una noche más, sin ningún acontecimiento especial.
Desde el primer momento me fijé en ella. Joven, divertida, y encantadora. La verdad, no sé cual fue el paso inicial para entablar una conversación. Reímos durante toda la noche, las anécdotas se sucedían una tras otra, a cual más divertida e interesante. Nuestras miradas se cruzaron. Alguna cosa nos decía en aquellas furtivas miradas, que el destino o tal vez la casualidad, concebía que nos uniera la magia.
Magia que… tal vez no existía, o que tal vez era tan poderosa, que se encaprichaba con nuestra pequeña osadía.
En un momento de tan fugaz energía, miradas cruzadas en rebeldía, instante apocalíptico, energía explosiva…conociéndonos sin saber quienes éramos, a la vez que  intimábamos.
En aquella lujosa habitación de matices de la sabana africana, del hotel Mi Norte. Todo parecía diferente…Olores delicados se mezclaban con su piel, tersa y suave. Tal vez fuesen aquellos perfumes africanos, tal vez  fuese el deseo que poco a poco se iba desbocando entre ellos. Primero, unos suaves encuentros, pequeños besos robados, que poco a poco, se fueron convirtiendo en descontroladas fusiones entre cuerpos. Sudorosas idas y venidas. Aullidos, gruñidos y mugidos, haciéndose enloquecer de fervor.
Horas más tarde, cuando él despertó, yacía en una cama fastuosa, y vacía. Gusta de imaginar que fue la magia quien los unió en tan fugaz cruzada.
Sin saber donde le lleva el destino, cada tarde bebe un Tom Collins.

4 de agosto de 2011

Viejo Niño.






Cuentos de hadas, películas fantásticas, libros de fantasía. Era todo lo que  ocupaban las estanterías de la librería de Joan. En ningún momento nadie le había insinuado que, todos aquellos libros y todas aquellas historias se quedaban en eso. Historias.
Joan seguía con sus interminables leyendas fantásticas. Muchas veces, las revivía como si fueran una realidad, aunque…en su mente si lo eran.
Pasaron los años, y las seguía evocando, sus amigos al igual  que él habían crecido, pero el lado imaginativo acaecía de sus mentes, para dar paso a algo…como  decirlo, más realista y competitivo.
Por alguna razón la mente de Joan seguía en su gran mundo fantástico e ilusionado. No estaba loco ni nada por el estilo. Seguía en su mundo, mientras los llamados amigos se burlaban de él.
En sus últimos años de vida, pensó que toda aquella magia e ilusión, la tenía que compartir. Así que, hasta que le quedó el último aliento, se dedicó a escribir sus vivencias en aquel singular mudo de aventuras.
_Recuerdo el día de su despedida, muchos niños le lloraron. Y ya en su entierro, me pareció distinguir alguna especie de nebulosa sobre su tumba. Aquel día volvió a su mundo.
Pero como él recordaba siempre en las últimas páginas de sus libros:
Nunca le cierres las puertas a la mente, ya que ella te recuerda que sigues siendo el niño que se ilusiona.

2 de junio de 2011

Historias de chorizo con margarina.


                                                                        MIGUELÍN
                                                                           

La pobre niña se empezó a poner azul, luego pasó a morada no sin antes ponerse roja. La madre le chillaba incesantemente, que dejara de hacer el tonto y que abriera la boca. Isabelita se había propuesto aguantar más que su amigo Miguelín.
Se contaba entre los coros del colegio que el susodicho Miguelín, era capaz de aguantar hasta que se le ponían los ojos en blanco.
Al final no fue la madre de Isabelita quien la convenciera de que dejara de hacer el temerario juego, sino el profesor de guardia del recreo, Don Jaime. En una de sus extravagantes actuaciones Miguelín se desmayó, al ver los niños que no volvía en si llamaron a Don Jaime. Este se lo encontró desmayado ya en el suelo. El grandísimo tortazo que le propinó hizo que Miguelín reaccionara. Desde aquel día ya no fue el mismo. Por las esquinas del colegio, se preguntan si fue de los minutos sin aire o del imponente guantazo.

25 de abril de 2011

Desconsuelo.

                                                                                             Fotografía : Mikko-Lagerstedt.


Quisiera saber cual es mi noche, descubro asombrado que las noches ciegas no me pertenecen. Intento sin éxito encontrar un asomo de la realidad. Busco entre las nuevas penumbras, alguna que me lleve ante la esencia de la savia. Quieto e implorando a los legítimos dioses que iluminen mi gran tosquedad, descubro que los grandes señores de las tinieblas, ya no se interesan por lo que en otro tiempo disputaban. Mi gran aura gris poco a poco se va despejando, y sin saber porqué se retuerce intentando no descolorirse.
¡Blanca! ¡Por todos los dioses de la noche! _Gritó el pequeño aprendiz del mal.
Su aura se había convertido. El pobre demonio no sabía como llegar hasta la mismísima malignidad. Lo había probado todo. Al principio los malignos tenían esperanzas en él, pero poco a poco se vieron afligidos, al comprobar que todas las acciones que realizaba se volvían en contra de él, y se transformaba en algo benévolo.
Quizás el día de su engendramiento, no se escogió del todo bien a la fémina.

Alguien le tendría que haber dicho al execrable demonio encargado de la siembra, que la fémina en sí, no era aquel ser depravado que todo el mundo decía.
Sí, era depravada, pero por el grado de degeneración que había llegado ha alcanzar la humanidad.
 Una entre un millón.
 Una semilla que poco a poco se irá extendiendo, gracias al pequeño aprendiz del mal.

3 de febrero de 2011

Solitud.

  


Raro es y raro será. Los últimos días de su inexplorada vida, fueron como si de un huracán se tratase.

Nadie supo realmente lo que le pasaba, ni el mismo lo sabía, se sorprendía de su nerviosismo. Él que le agradaba de hacer las cosas cotidianas paso a paso y con sumo cuidado.
Aquel día se levantó acelerado, y con más entusiasmo de lo habitual, estaba eufórico, nervioso. Se saltó el café matutino, ya que le parecía tener suficiente dosis de exaltación.Se vistió con todo el rigor que le parecía que la situación se merecía.
Sabía que en cuanto viera a sus familiares y amigos, tendría que soportar el cinismo de las lagrimas de cristal, que pretendían que se quebrantasen con el hipócrita llanto ahogado.
Nada. Sólo la formalidad de su paso por la vida, y podría realmente dedicarse a lo que él anhelaba....Volar...

25 de enero de 2011

Fábula.


Quisiera explicar historias. Historias que fueran escuchadas por todo el mundo, y que poco a poco, les viera cambiar el talante según la fábula.
 Es difícil hoy en día ver cambiar el rostro de emoción a cualquier persona. Creamos o no, nos hemos ido forjando poco a poco, ese escudo que nos protege de todo y de todos.
Casi nadie hoy en día se emociona con una historia que…sea inventada. Mirando de refilón al pobre loco que la explica y pensando con esa risita sarcástica, “Pobre tonto, no llegará a buen fin”. Y yo grito a los cuatro vientos: ¡Y qué!  Si realmente es lo que me gusta explicar, Fantasía e ilusorio.
Y que me llamen, pobre bobo…me encantaría.

11 de octubre de 2010

El Caminante.

                                                                                                                  picmir.net


Siempre lo veo pasar, quizás hiele; o que en aquel momento, a la toda poderosa madre naturaleza le dé por sollozar. Él sigue su camino, impasible y sin percatarse.
Hace ya varios años que camina lo caminado. Alguna vez me he preguntado, cual ha sido su vida. Que le ha llevado a seguir el mismo camino, cabizbajo y mirando sin ver.
A no ser por mí, diría que no existe, nadie le echa de menos. Ni tan siquiera los transeúntes que pasan a su vera se fijan en él.
El campanario toca a difunto, el cielo gris, morboso cómo nunca, parece que se deleita con la anunciada muerte. Un sentido de tristeza, corroe mi corazón, algo me dice que notaré su ausencia. Entiendo la tristeza de mi alma.
 No volví a verle en el camino caminado.
 Todo parece seguir igual, solo la ausencia en el camino andado.




16 de septiembre de 2010

Ella...Solo Ella.



Hubiera deseado que, quien estaba a punto de bajar del autobús de la línea cuarenta y cinco, nunca lo hiciera. Lo deseé con todas mis fuerzas, pero el destino me observaba reclinado sobre una farola, burlescamente.
Sabía que volvería a ocurrir. Simplemente verla bajar con sus contoneantes caderas, sabía que tornaría a suceder.
No creo que amor y odio sean la mezcla perfecta, en nuestro caso, digamos que tenía un punto de explosiva.
Siempre me arrepentía, pero aquellos ojos, mezclados con una pizca de picardía, harían que mi subconsciente, quisiera volver a probar aquella extraña adicción.

Siempre recuerdo la primera vez, aún pienso que fue ayer, de aquello hace ya dos años.

 Era semana de festejos, por lo cual, se habían desplazado toda clase de gentes a la villa. Los músicos tocaban sus instrumentos desafinados, por las calles; abarrotadas hasta reventar.
Yo,  había salido a que me refrescara el aire. Mi monótono trabajo, formando pequeñas figuras metálicas, hacía imprescindible que de vez en cuando saliera a pasear.
Absorto como estaba, se me había olvidado por completo que era festivo.
Un torrente de personas me pilló desprevenido, intenté salir de aquel cauce sin fin, pero la corriente humana era demasiado enérgica.
Sentí como alguien se aferraba a mi brazo, y tiraba de mí. Estupefacto giré para agradecerle a mi enérgico rescatador, su ayuda. Y allí, estaba ella. Sonriente y con aquellos ojos pícaros. Sólo pude titubear un ¡Gracias! Aquella belleza me dejó petrificado y pasmado.
Con un grácil movimiento diste la vuelta, y sin tan solo mirarme entonaste un “de nada”. Desapareciste entre las calles colindantes al festejo. Sólo el maullido de un felino medio muerto de hambre, rompía aquel extraño instante.                                                   
Pasaron semanas, y aquella sonrisa mezclada con la picardía de sus ojos se habían grabado con fuego en mi mente.
 Aquel día al llegar el autobús de la línea cuarenta y cinco, vi como sus ojos se me clavaban en el alma. Busqué y rebusqué la forma de entablar una conversación, pero mis palabras se ahogaban al final de mi garganta. Sabía de sobras que no harían falta palabras. Tú, yo, un instante, y la pasión se desbocaría. Harías que mis sentidos estuvieran al límite. Te miraría con impetuosidad, y como siempre no te conocería. Ojos felinos que miran a su presa. Por un instante, un instinto de supervivencia se apoderaría de mí, luego tú, dejarías que me relajase con tu exquisita sonrisa. Descansaríamos juntos, y cuando volviera ha abrir los ojos, sabría que ya no estarías
 Nunca deseaba que bajaras de la línea cuarenta y cinco. Sin embargo, allí estaba como siempre, esperando, en compañía de mi destino sarcástico.

7 de septiembre de 2010

COMPLICÁNDOME.



Quien quiera que fuese, hubiese deseado, que pudiese seguir con aquellas fragancias que hiciesen que mi locuaz olfato naciese.
Aún a despensas de lo que aquello representase, yo seguía en mis trances. Nunca, nunca imaginase que fuese tan emocionante…
 O…En otras palabras:
 El atardecer en aquel bello paraje, plagado de aromáticas flores creaba en mi dormido olfato, un nuevo renacer.

16 de agosto de 2010

DULCE...muy DULCE



Tarde, muy tarde. Casi anocheciendo en el sur, nadie diría que había sido un día de jolgorio. Aún se podía respirar en el ambiente, las almas que habían estado allí durante toda la jornada.
Ella contemplaba la escena como si siguieran allí. Solo quedaba esperar que poco a poco la noche se apoderara de aquel lejano rincón. Recordaba, como si el corto pasado todavía no hubiera echo acto de presencia. Nadie seguía en aquel reconfortante lugar, poco a poco habían ido desapareciendo.
Por extraño que pareciese, indiscutiblemente su aparición no gozaba  del agrado de los presentes. No le importaba, siempre los había considerado unos memos, aún cuando se acercó sigilosamente a su primer invitado…y tras probar aquel dulce y cálido elixir,  la hizo sentir viva. Nadie le dijo que tendría aquellas sensaciones, ¡quería más!
Aquella inoportuna adicción, le consumía las venas. Poco a poco la noche se apoderó del lugar…y aquel dulce y cálido elixir, la hizo sentir penetrante.


Safe Creative #1008177071631

26 de julio de 2010

MEMORIA.


Solo recuerdos, pero cómo bien dice el dicho: “recuerdos para no olvidar”. Aunque sinceramente, ¿Quién no los quiere olvidar?
Seguro que hay muchos que no los quieren olvidar, porque… ¿De qué está echo el ser humano? De recuerdos.
Piensa por un momento que sería de tu vida, si tu gran ordenador personal falla. Intento comprender, que les pasa a esas pobres personas que se quedan sin memoria. No puedo, es imposible vivir sin tu memoria. Aunque no obstante los ves vivir, pero…es impensable ¿A que si?
Nos dan consejos para ejercitarla, aprovechémoslos. Y en la medida que podamos, intentemos que siempre esté en funcionamiento.
 Memoria.
Porque… al fin y al cabo solo somos memoria.


Safe Creative #1007266915504

5 de julio de 2010

ESTATUT DE CATALUNYA.


Sin ser necesariamente político, ni gustar de dichas artes, hoy quiero reflexionar.

Cómo muchos sabréis vivo en Catalunya, tierra que acogió a mis padres, donde crecí y donde vivo. Tierra de mi pareja y de mi descendencia.
Mi tierra.
 Hablo el idioma, lo practico siempre, (o casi siempre) y con mucho orgullo.
Ahora queremos el estatut (aunque sinceramente a mi nadie me lo preguntó), si bien es bueno sentirse independiente de otros, ¿he dicho independientes? Se me habrá escapado. Bueeeno, que no queremos ser dependientes de otros (si eso suena mejor).
Aunque… ¿Realmente eso es así? Creo que no.  Después de muchas trifurcas y complicaciones, se ha aprobado “El estatut”, pero… ¿recortes? ¡Cachis! Venga ya tenemos quejas para rato.
Estoy escribiendo lo que pienso yo, y lo hago en un sitio que aunque creé yo, es público, así que ya me veo lo que vendrá.
Independientes no lo seremos nunca, ahora dependemos del gobierno central, si se consigue todo lo que se pide dependeremos de otro gobierno, que la verdad… no creo que todo lo que hagan, será de nuestra aprobación.

¿Quieres ser independiente? Hazlo.
Pero no intentéis inculcarme ideas, que no las veo claras.
¿Quieres ir a una manifestación? Hazlo.
Pero no pretendas que yo vaya, por que es, lo que hay que hacer.
Con esto quiero decir, que si realmente lo sientes, que lo hagas. Pero no hay que hacer las cosas, por que es lo que toca. Últimamente tengo esa sensación…


27 de junio de 2010

Tarde Calurosa

La tarde es calurosa, los pequeños monstruitos fruto de los que vinieron, no dejan de chillar, a lo lejos una joven vestida sinuosamente pasea. Tarde pesada y somnolienta, alguno de los que vinieron, aturdido por el calor y sorprendido deambula de aquí allá.
Cierro los ojos, y al escuchar las voces creo estar en algún extraño territorio extraño a mí.
Sigo pensando y en mis cavilaciones, me sumerjo en el poco tiempo que ha pasado para que todo haya cambiado. Nada es igual; que extraña manera de amoldarnos en conveniencia. Aunque la verdad…yo nunca lo deseé, poco a poco, y sin ser visto está aquí. Tengo que vivir con los que vinieron, recelosos como yo, están aquí. Quizás sea yo el que me tenga que amoldar a los que vinieron…no lo sé.

4 de junio de 2010

Los años mágicos (XIII)





Sin saber como, ni cuando, me vi envuelta en “aquel mundo mágico”, del que apenas sabía nada.

Una “Bella Mágica”…palabras mágicas, sin saber realmente todo lo que ello conllevaba.
Raquel  acomodó a Alice, en la habitación contigua al cuarto, donde habían tenido el singular percance en compañía de Ben. Se podría decir que la sensación que tenía Alice, era muy distinta a como se había sentido hasta ahora. Digamos, que todo había cambiado en la perspectiva que tenía hasta ahora de su existencia. No sabía como, pero todo parecía como si hasta ahora nada hubiera existido. Un mundo distinto y singular se le presentaba delante de sus ojos, nada de lo que hasta ahora había aprendido parecía tener lógica.
Aquella noche no pudo dormir todo lo que hubiera deseado, extrañas apariciones desmembraban todos los intentos en caer somnolienta. En medio de una de aquellas pesadillas creyó sentir una melodía que le resultaba familiar. En un primer momento, pensó que era parte del desvarío de su sueño, percatándose que era algo más, sabía que volvía a salir de la estancia contigua. Pensado esto, no le quiso dar importancia, dada la situación en la que estaba envuelta.
_Mañana se lo preguntaré a Raquel…
La mañana  amaneció amenazando tormenta, no se oía cantar ni a un solo herrerillo. Las copas de los árboles, se balanceaban en un singular baile, cada vez  más violento. Alice bajaba las escaleras muerta de sueño y con la cara descompuesta por la falta del mismo.
Se detuvo en mitad de la esplendorosa escalera para inspirar el dulce aroma que provenía de la cocina.
Mmm…tostadas… 

27 de mayo de 2010

Incontrolable.



¿Cómo quieres que vea las cosas? Eso me preguntaba, esperando que mi pequeño diablillo interior, me dirigiera la palabra.
Hacía  tiempo que no me dirigía el habla, o mejor dicho que no sentía su presencia. Me parece que todo debe venir… por el día que quise ayudar al anciano a cruzar la calle…
¡Sé que esperabas más de mí! Y que lo dejara en medio del paso de peatones, justo cuando el muñequito verde andante, empezaba a parpadear. Era de tu agrado. Pero… ¿Sabes? He descubierto que tienes un hermanito, y él, si que me habla y me dice cosas agradables…

NOTICIERO DE LA MAÑANA
Vuelco imposible: El sádico del paso de peatones, confiesa.
Ayer a las doce del mediodía y mientras intentaba realizar otro de sus repugnantes homicidios, acompañado de su presunta victima. El ya tristemente celebre, sádico del paso de peatones, se entrega a una patrulla de la policía nacional.
El susodicho presunto asesino se delata, al parecer, por una voz celestial que le obliga a ello.
Fuentes policiales consultadas, se niegan a dar explicaciones.


3 de mayo de 2010

Todo Es Relativo...

Siendo como fue, ni un momento. Ni un pestañeo y allí estaba aquella extraña mole azul  metálica se interpuso en mi camino.
Sin tiempo a reaccionar, viendo lo inevitable intenté que todo se quedara en una pesadilla. Pero el impacto y el extraño ruido sordo hizo que supiera que era una realidad. Adrenalina no deseada se paseaba a sus anchas por todo mi cuerpo.
Extraño muy extraño, dolido y apaleado sigo pensando en lo extraño de este maldito destino.

2 de mayo de 2010

Los años Mágicos(XII."Calamidad").



Todos aquellos inusuales acontecimientos, harían que mi pobre mente, se transformara en una inquietante niebla. Que poco a poco, y con el tiempo se disiparía…


Intentaba asimilar la idea que Raquel me quisiese convertir en una bruja, aún sin saber el fin  de tan extraña empresa.
Seguía mirando fijamente a “aquello”, que escasos minutos antes había sido mi fiel compañera.
Se erguía con un gran porte, y hacía que hasta yo pareciese insignificante. Hasta el punto que llegaba ha intimidarme.
Raquel dándose cuenta, comenzó a explicar la historia de la Guardiana “Calamidad”.
Son seres concebidos para luchar contra los humanos. Dicho esto hizo una pausa. La reacción de Alice fue la esperada.
_No podía dar crédito a lo que escuchaba…”seres concebidos para luchar contra los humanos”.Mi querida Calamidad…¿me querría matar?
Tranquila Alice, no saques conclusiones aún, deja que te explique el resto de la historia. Efectivamente, están aquí para eso, de ahí nuestra existencia y… también la tuya. Las Bellas Mágicas estamos aquí para luchar contra las guardianas. Pero Calamidad desde el primer momento se vio que era una excepción.
Se me había encargado ir tras ella, ya que se había percibido su presencia merodeando por los bosques. Desde el primer momento noté que algo extraño pasaba, “su luz” era diferente de las otras guardianas.
¿Su luz? Preguntó Alice intrigada.
Si las guardianas tienen esa peculiaridad, cuantas más personas “encuentran”, más débil es. Por eso siempre intentamos encontrarlas antes de que sea tan débil, que no podamos percibirla.
Pero Calamidad era nata, su luz era radiante, y aún sigue siéndolo. Así que pensamos que habíamos encontrado una guardiana recién concebida. Mi sorpresa fue que cuando la encontré era una guardiana echa y derecha, pero sin interés por encontrar humanos al menos de la forma “habitual”.
Desde entonces nos ayuda a encontrar personas que por su singularidad, pueden llegar a ser Bellas Mágicas.
Y ahí entras tú. ALICE.

18 de abril de 2010

Quiero Dormir.

 

Ni siquiera a sabiendas de todo aquello… me molestaría a preguntar hasta que punto me podrías herir. Ni siquiera tu repugna haría que reaccionase. ¡No, ni una sola vez!
Los días son interminables. Anhelo la noche, para poder sumergirme en el sueño. Mi sueño. Y allí estás esperándome, con los brazos abiertos y tu dulce mirada.
Mi júbilo hace que olvide mis simples pensamientos. Pasamos juntos lo que dura la noche. Es tarde… hora de volver. Me entristezco como cada noche. Tú, me despides con tu amplia sonrisa.
Cada día es peor, solo busco dormir… y seguir junto a ti.


12 de abril de 2010

Dias de Sol y Sal.



Nadie mejor que yo, sabía las vidas que había pasado en aquel pueblecito, lamido por el templado Mediterráneo. Sus casa blancas, entrelazadas entre ellas, perturbaban mi mente, hasta el punto que no era capaz de pensar en otra cosa, que no fuera en la calidez de sus estrechas callejuelas.
Los mozalbetes iban arriba y abajo de aquellas inescrutables callejas. Un instante y viéndome corriendo a los doce años. Aún lo recuerdo como si fuera hoy, las sutiles fragancias de los tiestos, no habían cambiado, todo seguía igual…
Recuerdo aquellos veranos con su aroma salado y perfumado. Días de baños y tardes aletargadas acompañadas por el sonido de los grillos.
Noches de escapadas furtivas al encuentro del amor de verano, prometiéndose amor eterno.
Nadie mejor que yo, sabe lo que sigue pasando entre aquellas callejuelas. Hoy miro con envidia a la eterna juventud, de ellos es el mundo. Inocencia, pasiones, desenfado; virtudes ya apaciguadas que añoro con cariño.


Inalcanzable...


Para orgullo del autor, Flor de amor e Infinito serán leídos en el programa de Radio Unión Catalunya. Hijos de la Luna. Que se emite todos los miércoles de 21.00h. a 23.00h.En su sección poesía lunática, de la mano de nuestra amiga Sílice del blog Bloggolb.


A.L.ZARAPICO)(Hydro)

25 de marzo de 2010

FLOR DE AMOR (Es originaria de la India y se cultiva en los jardines como planta de adorno).



Llámame loco… a ti te lo puedo permitir, pero nunca te rías de mis extravagancias. Recuerda que fueron lo que te sedujeron. Tal vez hayas querido traspasar la línea que nos unía, tal vez intentaste modelar algo que no era. Quien sabe… sólo sé que algo sucedió.
Aquel fatídico instante, que hizo que te viera diferente, eras otra persona. Mis extravagancias seguían donde las dejé, pero a ti ya no te embelesaban. No intentes cambiar mi postura, soy el mismo loco extravagante, pero… ¿Qué intentabas hacer? ¡Desafiarme! Sabias que no lo soportaría. Mal juego, pero bien jugado.
Quien sabe, quizás algún día este loco excéntrico vuelva a seducirte. Quien sabe si volveré a mirar atrás.

22 de marzo de 2010

Los años Mágicos(XI)



Miro atrás y solo veo añoranza, quisiera volver, pero mi destino es bien diferente…

Calamidad se erguía poderosa sobre sus patas traseras. (¿O tendría que llamarles piernas?).
La ya no tan pequeña Alice, dio un paso atrás, se restregó sus ojos, abiertos como platos; sin saber si realmente era real aquello que tenía delante.
La ya no perra se la miraba desafiante pero con apego, se tambaleaba por su nueva postura pero aún así tenia cierta gracia en sus movimientos.
Raquel se la miraba pausadamente, y Alice la miraba esperando aquella respuesta que anhelaba. Se hizo un gran silencio, en cualquier otro momento esa pausa hubiera sido normal. Pero era tal la expectación que aquel instante se hacía intrigante e incomodo…
_Bien Alice…Escucha atentamente, sé que al principio te parecerá extraño, seguro que se te pasará por la cabeza de que estoy loca, pero creo que Calamidad te convence de que no es así.
Raquel continuó ante la atenta mirada de Alice_ Pertenecemos a un legado de Bellas Mágicas… Al principio no estaba muy convencida  de que lo fueras, pero tu Guardiana me hizo entrar en razón.
_¿Mi guardiana? Preguntó Alice desconcertada.
_Si. Calamidad. Como puedes ver no se parece a nada que hayas visto, al menos hasta ahora.
Bien solo quiero que intentes comprender todo lo que te intento explicar, al principio te extrañará, pero creo que poco a poco te iras habituando a ello.
Mis antepasadas Bellas Mágicas, me encargaron que vigilara el momento en que surgiría una nueva Bella Mágica_.
Alice intentaba asimilar aquella extraña razón que estaba oyendo.
_En definitiva ¿me estás diciendo de que eres una bruja?¿Y qué quieres que yo también lo sea?
 Continuará...

18 de marzo de 2010

Infinito





Hace años que observo ese cielo negro lleno de estrellas, pero siempre llama mi atención aquella pequeñita y azulada. Parpadea como si de ello dependiera su resplandor. A veces me pregunto que pasaría si dejara de titilar. ¿Tal vez se apagaría, como la llama de una vela sin cera? O pudiera ser…  ¿que se quedase azulada y sin vida?
Hoy volví a mirar hacia el oscuro manto centelleante, para sorpresa mía la pequeña celeste había desaparecido. Miré a su alrededor y todo seguía en orden, sólo un pequeño lucero se hacía sitio, para ocupar el lugar de la parpadeante azulada.
Inspiré el helado aire de la noche, un escalofrío recorrió mi cuerpo, era hora de irse. Una última mirada al pequeño lucero, que se volvía celeste.

17 de marzo de 2010

Mujer.


Quise sofocar aquel fuego, que salía de mis más remotas entrañas. Cada vez estaba más cerca de mí. Se me hacía insoportable resistirme a su presencia. Luego, la veía acercarse, y sentía como mi flujo sanguíneo empezaba una carrera hacia mi más preciado sentimiento. Latía descontrolado en un desbocado galope, intentaba frenar ese sentimiento, no quería que se percibiese. Pero mis acalorados pómulos, delataban mi nerviosismo desenfrenado.
Ella, a sabiendas de su poderío y de mi flaqueza, aún me abordaba más. Ojos negros me poseían, y un penetrante  perfume me consumía.
Nunca supe a sabiendas, si en algún momento ella sintió, una milésima parte de lo que yo percibía.
Solamente tenerla cerca y mi pobre mente quedaba noqueada, esperando que poco a poco me consumiera.
Sigo recordándola, como lo que fue. Preciosa. Aún creyendo que era insuficiente para ella.



7 de marzo de 2010

Los años Mágicos (X).



Nadie en su sano juicio hubiera creído en todo aquello que la bella Raquel, explicaba con tanto entusiasmo, aún sin dar fe de ello…me lo pude creer.

Todo había pasado tan rápido, que mis pobres piernas se tuvieron que apoyar en el primer mueble que encontré. Estaba tan caóticamente nerviosa, que el dueño de mi vida latía imponente sin darme  tiempo a respirar.
La bella Raquel comprendió que era momento de explicar a Alice, los intrigantes movimientos y acontecimientos que surgían de la ya vieja construcción.
Alice era  ojos y oídos, sin saberlo sabía que le había llegado el momento. Nada, absolutamente nada, ni nadie, le intentarían decir que todos aquellos extraños hechos,  de su vida eran cosas casuales. El ambiente era embriagador, y aquel extraño perfume a vainilla y canela, describían realmente y sin saber porqué, que había llegado la hora… ¡su hora!
_Antes de que empiezas con una artillería de preguntas…respira y deja que tu mente fluya. Le dijo la bella mujer con voz aterciopelada, y tomándola de la mano._Sientes la energía…déjala que mane y… déjate transportar.
Por primera vez en su vida Alice se sintió como hasta ahora nunca se había sentido, ¡viva! Sentía una gran energía que atravesaba todo su ser. Vio realmente por qué ella. Se alegró infinitamente que todo fuera así, sabía que todo su ser tenía una explicación.
De repente, estalló en llanto._Tranquila Alice…es normal que te sientas así, a mi también me hubiera gustado conocer a mi madre.
Alice se secó las lágrimas como pudo, intentando concebir algún rasgo familiar en Raquel. Ella dándose cuenta del brillo de esperanza que resurgía de la joven._ ¡0h no pequeña! No soy tu madre, lo siento… Eso no lo puedo solucionar, solamente intento explicarte donde está realmente tu destino.
Siguiendo una trayectoria circular con el dedo señaló a Calamidad, y sin saber como ni por qué, la vieja e incesante compañera de Alice, empezó a transformarse en un ser etéreo y sobrenatural. Alice dio un paso atrás intentado reconocer aquella figura que iba materializándose delante de sus ojos. Ni por un instante pudo imaginar que la vieja perra Calamidad pudiera ser así…
No temas nada pequeña, no sabía la forma de que entendieras que somos diferentes. Señalándola a ella.
Pero… ¿cómo de diferentes? Preguntó intrigada… 

3 de marzo de 2010

Un Día Más.


Sigue buscando, da vueltas a su alrededor y no la ve. La pequeña pelirroja, sigue buscando en el sitio, que le indicó el endiablado pecoso.
De repente y ante su asombro, descubre su pequeña esferita de cristal, se ha acomodado en una pequeña grieta del suelo. Con poco éxito, intenta arrancarla con un pequeño palito, pringoso y lleno de pequeños trozos de algodón de azúcar.
El endemoniado pecoso, observa los apuros de la pequeña. Solo observa. Ahora lo intenta con una piedra, no entiende por que no puede sacarla.
 La esferita cristalina se siente bien  abrazada por el sólido aerolito. De pronto la bolita se ve sorprendida por algo pringoso que le pincha un ojo. Se hunde más, en su nuevo hogar, cuando algo, le machaca la cabeza. Sin poder aguantar más, sale disparada de la piedra, dando en el ojo de la singular pelirroja. El diabólico pecoso, ríe a escondidas mientras consuela a su hermana pelirroja.

25 de febrero de 2010

Reina de la corte


Traviesas visitas hacia lo prohibido, nadie dejaría en su sano juicio, que traspasara la barrera. Más, no estaría de más, que alguien le advirtiera, que el peligro le puede llegar desde cualquier lugar. Pero, todos acechan el momento, que de forma impredecible caiga hacia el otro lado.
Llega el momento apropiado para que, de un ingenuo empujón, todo haga que le acechen; y en el último momento posean su cuerpo. Rindiéndose en lo que ya es más que evidente, se presta a la seducción, que de ser de otra forma, hubiera sido hasta placentera.
Quejándose que nadie le advirtió, del gran peligro que le contemplaba, mientras corría por el filo de aquella afilada cuchilla.